viernes. 19.08.2022

El consumo de complementos alimenticios se ha visto incrementado considerablemente en los últimos años, siendo una opción válida no exenta de pautas a tener en cuenta.  Los consumidores somos responsables de nuestra propia salud, de atender el consejo médico y expertos sanitarios, así como de seguir sus indicaciones de uso y advertencias del etiquetado de los productos

Es por ello que la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición AECOSAN recomienda a los consumidores realizar un consumo responsable de los complementos alimenticios.

El decálogo ofrece una serie de recomendaciones a tener en cuenta:

  • Una dieta variada y equilibrada proporciona todos los nutrientes necesarios para el normal desarrollo y mantenimiento de un organismo sano, por lo que los complementos alimenticios no deben utilizarse nunca como sustituto de una dieta sana.
  • Siga siempre las instrucciones de uso proporcionadas en el envase.
  • Preste atención a los ingredientes que contiene por si usted fuera alérgico o intolerante a alguno de ellos.
  • Respete la dosis de consumo recomendada, ya que un consumo a dosis más altas de las prescritas puede tener efectos perjudiciales para la salud, sobre todo si se prolonga su uso en el tiempo.
  • Un producto natural no es sinónimo de un producto seguro.
  • Informe a su médico/a:
  1. De los complementos alimenticios que esté consumiendo. En particular, si padece alguna enfermedad subyacente.  Esto ayudará a su médico/a considerar los efectos combinados entre su medicación y el complemente alimenticio en el diagnóstico y el tratamiento de su enfermedad.
  2. Si tiene previsto someterse a una intervención quirúrgica.
  3. Si está embarazada o cree estarlo y en período de lactancia.
  4. Si está considerando suministrar un complemento alimenticio a un menor. Tenga en cuenta que muchos de los complementos alimenticios no han sido suficientemente estudiados en menores.
  5. Si ha tenido alguna reacción adversa tras consumirlo. Si siente o sospecha que el completo alimenticio le causa algún malestar o efecto perjudicial, comunique los síntomas a su médico/a.
  • Desconfíe de los complementos que se anuncian con propiedades y efectos increíbles o como soluciones “milagro”.
  • No adquiera complementos alimenticios de fuentes desconocidas. Compre sus productos en canales de distribución de alimentos autorizados. Comprar de fuentes desconocidas en internet o correo ordinario puede suponer un riesgo para su salud.
  • El consumo de cualquier complemento alimenticio sólo debe ser complementario o adicional.
  • En general, un estilo de vida activo y la adopción de hábitos alimenticios saludables ayudarán a mantener su cuerpo, ánimo y salud en óptimas condiciones.
Decálogo para un consumo responsable
Comentarios